Recorrieron y evaluaron positivamente avances en reconstrucción

En el contexto de la reciente asamblea general de socios, y con la votación de padres y apoderados que integran la Corporación Instituto Alemán de Frutillar, la entidad educativa procedió a elegir a una nueva directiva para el periodo 2017-2019, esto al cumplir su periodo tres de los cinco miembros de la entidad rectora del DS frutillarino.

logopngsmall

 De esta forma, fueron reelectos en su cargo Daniel Wöhlke y Cornelia Prenzlau, mientras que en reemplazo de Alfredo Geisse, quien desistió de ir a reelección, resultó elegido Eduardo Winkler. Es así como la nueva directiva del Instituto Alemán quedó conformada por Andrea Díaz, como presidenta, Eduardo Winkler como tesorero, Daniel Wöhlke como secretario, mientras que en relaciones públicas se mantiene a Cornelia Prenzlau. Finalmente, el apoderado Oscar Schwartzmann continúa a cargo de infraestructura.

condtruccion1

Es importante destacar que la Corporación que administra al Instituto Alemán esta compuesta por los propios padres y apoderados que han decidido hacerse socios de la entidad, tal como subrayó la presidenta del directorio, Andrea Díaz: “Todo aquel que es apoderado del Colegio puede ser socio, y no necesita ser el marido o la mamá, pueden ser ambos. Para eso hay que ir a Secretaría, hablar con la encargada, cancelar una cuota de incorporación, y luego las cuotas anuales que la verdad no son muy altas”, explicó.

En una de sus primeras tareas, el nuevo directorio visitó las obras de reconstrucción, que según pudieron constatar los directivos, presentan un importante grado de avance: “La verdad es que estamos súper contentos, porque por un lado el profesionalismo con que trabaja la gente en la Obra es maravilloso. Se juntan una vez a la semana, todos los jueves, tanto el arquitecto como la gente de la constructora, la empresa de Inspección Técnica de Obra (ITO) y nuestro representante, Oscar Schwartzmann, y ven todos los temas técnicos relacionados. Los avances han sido espectaculares, va todo según lo planificado y según el cronograma, así es que más que contentos con todo lo que está ocurriendo”, destacó Andrea Díaz.

Las faenas de reconstrucción, necesarias tras el incendio que afectó al centenario establecimiento a mediados del 2016, contemplan una importante modernización y ampliación de los espacios disponibles, mientras que la recepción de obras se espera para abril del 2018.